jueves, 28 de abril de 2016

Coquitos veganos



¿Qué tal llevas el picoteo de media mañana y media tarde?

A mí me cuesta encontrar cosas que se lleven fácilmente en el bolso y que aporten la energía suficiente para sobrellevar el día. Tiro mucho de frutos secos, porque cumplen estos requisitos, pero muchas veces se me antoja el dulce. Y, para eso, no valen.

Sí, podría echar mano de bollería industrial, o chocolate o cosas del estilo. Pero me gusta cuidarme, por lo que trato de evitar estas cosas. Además, como sabes, este año he cambiado el tipo de alimentación, por lo que las opciones todavía se reducen más.

Estos coquitos, o cocadas, o bolitas de coco, o como quiera que las llames reúnen todo lo que necesito. Aportan energía, no son engorrosas de llevar, apenas ocupan, son saludables y son veganos. Sí, el coco es rico es grasas saturadas. Pero sus grasas son mucho más saludables y ayudan a reducir el colesterol.

Mola, ¿no?

Si quieres que traiga la receta tradicional de los coquitos no tienes más que decírmelo. Sí, los coquitos tradicionales con huevo y azúcar refinado son más esponjosos. Pero estos te aseguro que no tienen nada que envidiar. De sabor están genial y no estamos maltratando nuestro cuerpo.

¿Te animas?

Ingredientes:
  • 1 vaso de coco rallado.
  • ½ vaso de almendra molida.
  • 4-5 cucharadas de sirope de ágave.
Usaremos como medida un vaso de agua normal, el que contiene 200 ml de agua.

Elaboración:

  • Echa en un bol el coco rallado y la almendra molida. Mezcla bien.
  • Añade el sirope de ágave. Empieza echando 3 cucharadas y mezcla. Si ves que la mezcla no compacta añade una o dos cucharadas más, hasta conseguir la textura que te enseño en el vídeo.
  • Amasa con las manos hasta que obtener una mezcla que compacte.
  • Forma bolas del tamaño que quieras. Te aconsejo hacerlas de bocado.
  • Coloca sobre papel de hornear o una lámina de silicona y hornea a 200ºC hasta que estén dorados. Tardarán 2-3 minutos.



Notas.
  • Si no eres vegano puedes sustituir el sirope de ágave por miel. Puedes utilizar el endulzante que quieras, siempre que tenga la misma textura viscosa.
  • Puedes encontrar el sirope de ágave en herbolarios y en supermercados como Carrefour o Supercor. Aunque seguro que hay en más.
  • También pueden comerse crudos ya que no es necesario cocinar ninguno de los ingredientes, pero horneados quedan más bonitos al quedar dorados y crujientes por fuera.


¿Te ha gustado el artículo? ¡COMPARTE! Me harías muy feliz.
  • Si te has animado a preparar esta u otra receta y quieres compartir tu foto y tus comentarios con el mundo, ponte en contacto conmigo y envíamelo. Me encantaría compartirlo en mis redes.
  • Recuerda que tengo a la venta mi curso para aprender a cocinar desde cero. Aquí tienes toda la información y yo te acompañaré en el camino.
  • Puedes seguir las novedades del blog a través Facebook, Twitter e Instagram o por mail apuntándote aquí debajo. Y si eres aficionado a las video-recetas SUSCRÍBETE a mi canal de Youtube.

No hay comentarios:

Publicar un comentario